325

¡Periódico Anarquía Nº17 en las calles! (Uruguay)

[English translation of the introduction is below, by comrades of war on society]

Si doña, esto es una guerra…

Una guerra contra los dominados imponiendo un sistema en el que todos están incluidos, bajo un mismo orden que da papeles diferentes a diferentes personas diciendo (e imponiendo a la vez) la idea malévola de que siempre será así. Que nada sucede ni aún cuando miles de cosas sucedan.
La mejor arma de los sostenedores de la dominación es la imposición de un sistema que genera el consenso, el falso diálogo que intenta disfrazar un mundo de posibilidades infinitas que el capital y sus gobernantes deciden que no debe aparecer. El reforzamiento de los ideales nacionales de parte de la izquierda, por ejemplo, tiene el objetivo claro de domesticar (aún más) a la población creando la idea de que esto debe permanecer así como está, que éste es el mejor, el único escenario posible y que será así por siempre. Por eso tanta banderita, tanta unión entre empresarios, políticos y sindicalistas, tanta mierda organizada. Por eso Pachano, Tinelli, el peluquín de Tabaré y los calladitos de derecha esperando su nueva oportunidad. Apoyados todos en el “miren que bien que estamos, así lo dicen los números”. Una guerra estúpida y cruel se mantiene contra nosotros, eterna carne de cañón, los que dejan el lomo, los que son más proclives a perderse en el ensueño de tener Niké para ser algo, los que se enganchan con las drogas que siempre aportaron los ricos y que luego sus médicos nos dicen que debemos cortar. El capital se vende como eterno pero ya otras atrocidades “eternas” han caído, otras cortinas se desplomaron desvelando una infinidad de caminos posibles. No hay forma más grotesca de intentar acabar con los posibles sueños, esos que despiertan acciones, que la de un montón de viejos inmundos diciendo que nada se puede hacer, que ellos ya lo intentaron. Será verdad, una triste verdad pero sólo para aquellos que sueñan con tomar o crear el poder. La venta que hace de si mismo el capital, de la explotación como algo eterno, no es sustentable. Nosotros no tenemos una verdad que trasmitir a nadie pero tenemos una realidad distinta que disfrutamos y sufrimos diariamente, y que es opuesta a la que se vende en las vidrieras y en los paquetes turísticos. Somos una fuerza que se opone y se nutre de esa oposición, cuando potenciamos la reciprocidad, cuando apretamos los dientes combatiendo aquello que consideramos que está mal, estamos potenciando ese otro mundo posible, ese que escapa a la racionalidad del cobarde o a la del orgulloso cliente y que se hermana a cada acto solidario, a cada rebelión, a cada dulce liberad.

Este número quiere reflejar, ser parte de un intento que continúa, no puede escapar a las reflexiones inevitables que se hacen en estos meses acerca de las cosas que han pasado así como a las promesas de las que pasarán. Recuerda aunque no lo diga explícitamente a los asesinados y encarcelados este año por el poder, también a los actos rebeldes que han sido muchos. Sin memoria no hay futuro, sin libertad no habrá paz…

P.D.: Un diciembre pero de hace 100 años comenzaba el juicio contra la anarquista japonesa Kanno Sugano, en enero finalmente era asesinada por el Estado japonés junto con doce de sus compañeros, mientras que otros diez recibían condenas de cárcel perpetua y dos condenas de 8 y 10 años. Todos habían sido acusados de conspirar para matar al emperador. Todos habían cometido el crimen de querer un mundo libre y ponerse a hacerlo. Desde la prisión escribió que entre los barrotes pasaba sus días sólo observando los rayos de sol caer. Había peleado y murió más tarde por la “museifu”, la anarquía. La vida de los hombres y las mujeres no son eternas pero la opresión tampoco.

El periódico lo podés conseguir en:

La Unión:
– Quiosco (8 de Octubre y Felix Laborde, frente a la farmacia).
– Quiosco (8 de Octubre y Lindoro Forteza, frente al bar Santorini).
– Quiosco (8 de Octubre y Gobernador Viana, frente al Banco).
– Quiosco (8 de Octubre y Comercio).

Malvin:
– Puesto de difusión (En la feria de Blixen, sobre la Plaza Delmira Agustini. Sábados, de 10 hs. a 14 hs.).

Centro:
– Quiosco (18 de Julio y Juan Paullier, frente a Magisterio).
– Quiosco (18 de Julio y Tristán Narvaja, el rojo).
– Biblioteca Social Luce Fabbri (Fernandez Crespo 1813. Jueves, desde las 18 horas hasta las 21 horas).
– Quiosco (18 de Julio y Ejido, al lado de la Pasiva).
– Puesto de libros “Milranas” (En la esquina de Tristán Narvaja y Uruguay, Domingos, feria de Tristán Narvaja).
Cordón:
– Quiosco (Bvar. Artigas y Francisco Canaro, frente al Pereira Rossell).

Cerro:
– Biblioteca Anarquista del Cerro (Chile y Viacaba. Lunes y Miércoles, de 18 hs. a 21 hs.).
– Puesto de difusión (China y Vizcaya, Domingos, de 10 hs. a 14 hs.).

El Pinar:
– El Terruño (Calle Abayubá a pocos metros del Arroyo Pando, Interbalnearia Km.32,500).

Las Piedras:
– Para conseguir el periódico en Las Piedras escribí a: laspiedras.anarquica@gmail.com

Maldonado:
– Para conseguir el periódico en Maldonado, escribí a: maldonado.anarquico@gmail.com
– Para conseguir el periódico en Pirápolis, escribí a: pilvio1@gmail.com

Salto:
– Para conseguir el periódico en Salto, escribí a: j.ananda@hotmail.com

O sino podés descargarlo desde acá, clickeando sobre la tapa.

A los departamentos del interior:

Antiautoritarios, rebeldes, librepensadores, estamos buscando, ahora que hemos hecho el esfuerzo de duplicar la cantidad de números que sacamos del periódico, la colaboración en la distribución en el interior.
Si vivís en cualquier departamento y querés hacerlo, comunicáte con nosotros. Además, también mandamos para la distribución los materiales que editamos y que editan los demás compañeros. Son buenos tiempos para que se difundan las ideas de libertad y las acciones libres, descentralicemos la vida y que viva la anarquía.

Anarchy magazine #17 hits the streets! (Uruguay)

Yes, madam, this is war…

A war against all the dominators who impose a system in which all are included, under an order that gives different papers to different persons, saying (and imposing at the same time) the malevolent idea that it will always be like this. That nothing ever happens, even when thousands of things happen.

The greatest weapon of the maintainers of domination is the imposition of a system that creates consensus, the false dialogue that intends to disguise a world of infinite possibilities that capital and its governors decide should not be visible.

The reinforcement of national ideals by the left, for example, has as its clear goal to domesticate (even more) the population, creating the idea that they should cement the ways things are, that this is the best, the only possible scenario and that it will be this way forever. Thus all the flag-waving, all the unity between businesses, politicians and syndicalists, all the organized shit. Thus Panchano, Tinelli, the toupee Tabaré and the silencers of the right who await their new opportunity. Supporting everyone in the “look how well we are doing, the numbers say so.” A stupid and cruel war maintained against us, the eternal cannon fodder, the spineless, those who are more likely to lose themselves in the dream of having Nike in order to be something, those who are hooked on the drugs that the rich always provide and that then their doctors tell us we should quit. Capital sells itself as eternal but already other “eternal” atrocities have fallen, other curtains (smokescreens) have collapsed revealing an infinity of possible paths. There is no more grotesque way of trying to end the possible dreams, these aroused actions, than that of a mountain of filthy elders saying that you can’t do anything, that they already tried it. This will be true, a sad truth, but only for those who dream of taking or creating power. Capital’s sale of itself, of exploitation as something eternal, is not sustainable. We do not have a truth to transmit to anyone but we have a distinct reality that we enjoy and suffer daily, and which is opposed to that which is sold in the shop windows and in the tourist packages. We are a force that opposes and nourishes itself by this opposition, when we give potency to retaliation, when we clench our teeth fighting what we deem bad, we are giving potency to that other possible world, the one which escapes the rationality of cowardice or that of consumer pride and which binds itself to every act of solidarity, to each rebellion, to each sweet freedom.

This issue wants to reflect, being part of a continuing intention, one cannot escape the inevitable reflections made in these months about the things that have happened and likewise the promises of those that will happen. Remembering, although not explicitly said, those murdered and imprisoned this year by power, and also the rebellious acts that have been many. Without memory there is no future, without freedom there will not be peace…

PS: One December, 100 years ago, the trial began against the Japanese anarchist Kanno Sugano, in January she was finally murdered by the Japanese State together with twelve of her companions, while ten others received life-long prison sentences and two were condemned to 8 and 10 years. All had been accused of conspiring to kill the emperor. All had committed the crime of wanting a free world and setting themselves to making it. From prison, she wrote that between the bars she spent her days only observing the rays of the falling sun. She had fought and later died for the “museifu,” anarchy. The lives of men and women are not eternal but neither is oppression.

Tags: , , ,

This entry was posted on Thursday, December 22nd, 2011 at 5:57 pm and is filed under Library.