325

PDF: Negacion #5 (Mexico)

https://file.espiv.net/o6nrb7pafuzdtaht5buh-xwndufn7wowmlrw3

Contenido:

*EDITORIAL
*LA DESTRUCCION Y EL LENGUAJE
*¿MODA O REBELION ¿REBELION O MODA?
*COMO EN MISA
*SOBRE LOS OBJETIVOS Y METODOS DE LA CRITICA
*LA APOLOGIA LIBERTARIA HACIA EL LENGUAJE JURIDICO
*LA VIOLENCIA ES COMO LA LLUVIA
*DE LAS VISIONES PROGRESISTAS-INUSTRIALISTAS COMO UN OBSTACULO PARA LA LIBERACION TOTAL
*LA DESINTEGRACION DEL SER HUMANO: LA PROFECIONALIZACION
*LAS LIMITACIONES DEL ACCIONAR CLANDESTINO
*SOBRE LA REPRODUCIBILIDAD
*ANARCHY IN UK: LA EXPLOSION DE LA RABIA
*PENSAMIENTOS, REFLEXIONES Y APUNTES SOBRE LA ANARQUIA ENTRE LA TEORIA Y LA PRACTICA
*CUANDO LA LUCHA CONTRA LAS PRISIONES SE CONVIERTE EN UNA ADAPTACION AL SISTEMA
*REFLEXIONES INSURRECCIONALES EN TORNO A LA ACTUALIDAD
*AMABILISMO

Nota Editorial

Fuera de las leyes de la dialéctica, la negación consiste en un método
individual de confrontar algo negando su existencia, su influencia o su
control sobre el individuo. Pero, negar la autoridad no significa
simplemente negarla y punto, significa ante todo desarrollar a partir de
esa negación de la autoridad un proyecto individual (o colectivo)
antiautoritario. No es suficiente con negar algo y conformarse con ello,
sobre la práctica hay que superar eso que negamos. Si negamos al Estado
no es suficiente con afirmar su inexistencia, que ya no pesa sobre
nuestra propia persona. Negar al Estado significa desarrollar a partir
de esa negación, un proyecto de destrucción del Estado y por consecuente
una manera de vivir que supere al Estado. En contra cara a las tesis
hegelianas sobre la negación, nuestra nueva realidad o nuestra utopía,
no contiene aspectos “positivos” de lo pasado, para nosotros este
presente no es portador de ningún aspecto positivo. Eso nuevo que
supera a lo viejo no es una materialización que se da necesariamente
después de la destrucción del Estado en su sentido maximizado, es algo
que aflora día con día, que aflora en este mismo presente, en el aquí y
ahora negando lo que nos oprime, superándolo y destruyéndolo, por lo
tanto, no arrastrando viejos esquemas de autoridad.

Una crítica y una serie de discusiones dentro de quienes nos entendemos
en la anarquía, pero de manera diversa, es siempre necesaria. Una
discusión y una crítica no puede ser reducida a una “pelea de todos
contra todos” -o dicho de otra manera pero en retrospectiva: “ir todos
juntitos de la mano”- cuando los argumentos faltan para debatirlas, u
obedeciendo a supuestas coyunturas (siendo la coyuntura una expresión
política, pues se manifiesta inclusive entre pensamientos contrarios,
pero unidos para llegar a un fin) que han surgido al calor de los
acontecimientos entre quienes luchan contra el poder y quienes con “los
mismos medios y métodos” luchan por instaurar otro tipo de poder, unidos
únicamente por el “momentáneo ataque al Capitalismo”. Es en parte por
esto que nace Negación, para ocupar el campo vacio a falta del brote de
crítica dirigida, análisis y ataque, que muchas veces es reducido a una
“falacia”. Si en esta revista hoy como ayer hemos criticado a grupos
armados autoritarios es simplemente porque para nosotros el actuar
armado sin una consecuente perspectiva que sustente una idea de libertad
no significa nada. Como lo hemos dicho antes, el ataque con armas de
fuego o la estrategia de Guerrilla Urbana no es exclusiva de los
anarquistas, aun cuando fue un anarquista quien creó el primer manual de
Guerrilla Urbana; entonces, nuestra crítica y reflexión constructiva se
enfoca al como los anarquistas empleamos dichos métodos y medios para la
intervención. El reformismo también usa armas y métodos parecidos a los
de los anarquistas pero para reformar la realidad, para instaurar otro
tipo de Poder y no haremos menos que criticarles, no haremos menos que
incitar a la reflexión critica y al ataque (la crítica es un ataque
también) sobre estas cuestiones, en el interior de los anarquistas.
En este número de Negación hemos incluido varios textos que consideramos
de importancia su difusión. Algunos fueron escritos por los compañeros
ante la candente necesidad que de alguna manera nos impone este
presente, mientras que otros están un poco fuera del contexto actual
(aun cuando fueron escritos hace dos o más años), pero pensamos que
aportan en una perspectiva y un pensamiento que, contribuye al
desarrollo teórico-práctico de la anarquía. El Texto: Pensamientos,
reflexiones y apuntes sobre la anarquía entre la teoría y la práctica,
ha sido extraído del libro La anarquía entre la teoría y la práctica, de
Bardo ediciones, y es la secuencia de preguntas y respuestas a la charla
titulada precisamente como La anarquía entre la teoría y la práctica, de
Alfredo M. Bonano.

Por otro lado, la represión en México se agudiza y, son los medios de
información progresistas del Estado quienes ahora mismo están forjando
futuros golpes represivos contra los anarquistas. En ese sentido, desde
Negación nos hermanamos con el compañero anarquista Gustavo Rodríguez
contra quien la Jornada en conjunto con el GDF, sectores
izquierdistas-progresistas y algunos pro-régimen cubano (¿o deberíamos
decir “alguna”?) han emprendido una embestida de ataques y señalamientos
contra el compañero. Nosotras y nosotros, los anarquistas quienes
conformamos el colectivo que da luz a esta publicación reafirmamos
nuestro carácter iconoclasta, esto quiere decir que, ni tenemos líderes,
ni somos seguidores de nadie. El compañero Gustavo para nosotros, es un
compañero que desde su individualidad ha aportado y contribuido al
desarrollo del pensamiento anarquista. Para los anarquistas no hay
líderes ni dirigentes. La creación de “figuras” referenciales -o
referentes ideológicos- y sobre todo de “entes externos y provocadores”
llamándolos “lideres”, es y siempre ha sido el argumento del poder
-ahora sustentado desde sectores progresistas de izquierda- para
minimizar una lucha amplia y, despojar de sus características esenciales
a expresiones de revuelta en las que participan muchas individualidades
con manifiesta diversidad.
Alentamos a que los compañeros de los blogs la haine, Conspiración
Ácrata, Rojo Oscuro, Viva la anarquia y fear to sleep (que fueron
nombrados por la jornada), se posicionen respecto a la nota en la que
la Jornada ha dicho sobre que en esos espacios anarquistas hay
documentos referentes a que el compañero Gustavo R. es parte de la
Agencia central de investigaciones (CIA). En México existió una
experiencia de coordinación que se llamo Coordinadora Informal
Anarquista (CIA) tomando este nombre y esa sigla como una ironía. Por un
error en el numero 9 de la extinta publicación Conspiración Ácrata, en
un texto que Gustavo escribió en solidaridad con Alfredo Bonanno, se
hizo referencia a que el compañero participaba en la Coordinadora
Informal Anarquista (CIA), entonces, no creemos confusiones. Sobre los
supuestos “grupos anarquistas” que hablaron con la Jornada
proporcionando información sobre Gustavo y señalando al compañeros como
el principal instigador de los disturbios que han acontecido desde el 1
de Diciembre del 2012, solo tenemos que decir que, si ellos hablaron con
los medios de información del Estado (esto lo decimos sabiendo que ya
antes también lo han hecho con el motivo de deslindarse de los
anarquistas que realizan disturbios en manifestaciones) no nos queda más
que (de momento, luego ya veremos…) ofrecerles nuestro total desprecio
ante su actitud de infame colaboración contra el Estado; aunque también
dejamos cabida a la duda sobre si estos “grupos anarquistas”, cómplices
del poder, existen y hablaron con la Jornada, o si el reportero se
alucino demasiado. Este tipo de ataques contra compañeros anarquistas
críticos con los regímenes socialistas no son nada nuevos, ya que así
mismo, en otros tiempos los medios al servicio de la izquierda
progresistas (y no tan progresistas, también la izquierda radical) han
atacado no solo a Gustavo Rodríguez, también han atacado al compañero
anarquista Canek Sánchez Guevara (nieto del famosísimo Cheguevara),
también al compañero Nelson, a Rafael Uzcátegui y a los compañeros
anarquistas que realizan proyectos y viven críticos en el régimen
venezolano, llegando incluso hasta la violencia física y con armas de
fuego. Para finalizar solo nos queda decir que como anarquistas siempre
hemos estado contra todo tipo de Estado y gobierno. Ayer como hoy, desde
Bakunin hasta Malatesta y, quienes murieron y vivieron en el combate
pero que sus nombres no figuran oficialmente, los anarquistas hemos
luchado contra el Estado. Estamos contra el Estado que representa a los
Estados Unidos de Norteamérica, como estamos contra el Estado Mexicano,
Cubano o Venezolano, así como contra el Estado Francés, Italiano y
Griego, etc. Así que para nosotros no es nada de raro -y al menos para
todos los anarquistas no debería serlo- que ante un acrítica contra un
Estado idealizado por muchos (aun cuando sea de “manera muy sutil”) como
lo es el Estado Cubano y la dictadura que lo sustenta, este Estado y sus
seguidores, sustentadores y justificadores lo defiendan a toda costa
empleando todos los medios a su alcance, inclusive con difamaciones,
bajo el discurso engañoso del “antiimperialismo” con tintes
supuestamente libertarios. Sin más, un saludo fraterno y solidario al
compañero Gustavo Rodríguez.

Por el conflicto, la guerra social y la anarquía
Negación, revista anarquista, Diciembre 2014

Una aclaración necesaria (otra vez…)

En este, como en otros números de Negación, hemos respetado los textos
locales tal cual nos los enviaron o tal cual los encontramos, sin
modificar el lenguaje, es decir, que por una parte no quitamos las
famosas “X o @” para referirse a ambos “géneros”, mientras que por otra
respetamos la manera de escribir de quienes les redactaron. Aun pese a
la lectura que le damos a este tipo de “escritura”, a la perspectiva
bajo la cual se sitúa el uso de X y @ y, a la ya casi constituida
“dictadura de la X y @”, decidimos respetar los formatos de los textos.

Tags: , , , ,

This entry was posted on Friday, December 12th, 2014 at 7:25 pm and is filed under Library.