325

Bonus Track: Artefacto simulado en SubCentro y Escuela Militar ($hile)

[Noticias de la Guerra Social]

Durante la mañana del 16 de Diciembre del 2014, un aparente artefacto
explosivo es encontrado entre el Subcentro y la Escuela Militar,
generando un amplio dispositivo policial y mediático.

Hace un par de meses atrás, más precisamente en Septiembre, un artefacto
explosivo detona en un basurero del Subcentro en pleno horario de
almuerzo hiriendo a varios transeúntes. La acción es reivindicada por
“Conspiración de Células del Fuego –Chi” quienes señalan haber dado un
tiempo de 10 minutos para evacuar el sector, alerta que no fue creída
por la policía e insuficiente para despejar dicha área altamente
transitada.

Tras la explosión en Subcentro rápidamente la represión arremete
encarcelando a lxs compañerxs Juan Flores y Nataly Casanova, acusándolos
no solo del atentado contra el Subcentro, sino también contra dos
comisarias y contra un vagón de metro en Los Dominicos.

La histeria antiterrorista vuelve a aparecer con este “nuevo” artefacto,
las rápidas declaraciones policiales y forzados vínculos surgen mientras
el equipo especialista para explosivos, GOPE, inspecciona el extintor
que tiene adosado un sistema de relojería, una bandera de Israel y
panfletos con la delirante consigna: “Escatología de la Liberación
Javier I”.

Tras largas maniobras logísticas de personal policial y su
infraestructura “antibombas”, logran descartar la capacidad explosiva
del improvisado artefacto, señalando que en su interior solo contenía
trigo.

Con la rapidez propia de la estupidez policial, efectivos del nuevo
grupo de inteligencia recientemente creado, llamado pomposamente con el
nombre de “Fuerza de Tarea de Delitos Complejos” de la BIPE- PDI
consiguen hacer mínimas diligencias para dar con el responsable de dicha
ecléctica “acción”.

Tras revisar las cámaras de vigilancia, realizar pericias dactilares al
“panfleto” y hacer la comparación de los mismos con unos lanzados al
interior de una iglesia evangélica un par de horas atrás, consiguen sin
mayor dificultad dar con Héctor Navarro Muñoz de 51 años.
Héctor se desempeña como taxista en Puente Alto, asume la
responsabilidad de los hechos tras ser detenidos por la PDI buscando
llamar la atención del ejercito sobre el fin del mundo…..
Héctor es esquizofrénico.

Rápidamente el fiscal Claudio Orellano, de la fiscalía Sur decide
formalizarlo bajo el delito de “desordenes públicos”, las primeras
grandilocuenes declaraciones policiales y ministeriales de aplicación de
la ley antiterrorista quedan mudas tras “descartarse el vínculo
anarquista”
o como lo habría señalado el propio jefe de la Fiscalia Sur,
“negarse algún vinculo con Diciembre Negro”, en relación a la
conmemoración de la muerte del compañero anarquista Sebastian Oversluij.
El tribunal otorga un plazo de 150 días de investigación quedando la
causa agrupada junto con otras por colocación de bombas, además de
permanecer en arresto domiciliario.

Tras ser visitado por la prensa Hector se arrodilla y les señala: “Estoy
arrepentido del movimiento que cause a mi querido gobierno, en cuanto al
desplazamiento de fuerzas especiales, al temor a la ciudadanía, pero fue
necesario para poner al tanto de que ya estamos cerca del advenimiento
del anticristo”

Ante la pregunta sobre como confecciono el artefacto, simplemente
señalo: Fue gracias a ustedes, ustedes en la prensa me enseñaron a
hacerlo.

Tags:

This entry was posted on Wednesday, February 25th, 2015 at 1:03 pm and is filed under Social Control.