325

A 8 años Punky Mauri Presente!! Actividad del 27 de mayo 2017 (Chile)

https://vimeo.com/227067806

“Expropiar nuestra historia al poder. Arrancarle lo que le gustaría
guardar bajo silencio y alimentarnos con ello. Hacerla existir, no
seguir desa¬rraigados, no seguir viniendo de ninguna parte. Saber que
otros estaban ahí antes de nosotrxs. Saber aprender de ello, aprovechar
reflexiones, experien¬cias, autocríticas, escisiones… Esto es también
una tarea de un movimiento revolucionario que se enfrenta al poder que
quisiera vernos aisladxs sin pa¬sado (o entonces abatidos por la
historias de los vencidos).”

El sábado 27 de mayo nos tomamos la plaza nuevamen¬te, la tomamos con la
convicción de que la memoria no es palabra muerta, por el contrario, es
la práctica de poner en movimiento re¬cuerdos cargados de historia y
compromiso.
Hace 8 años que el compañero Mauricio nos dejó en una ex¬plosiva
madrugada de mayo, hoy evocamos la consecuencia de vida del Punky Mauri
para volver a encarnarla en nosotrxs, en ustedes, en nuestras
determinaciones.

Esta consecuencia alejada totalmente de alguna instancia de dialogo con
la autoridad se manifiesta por ejemplo en el hecho de no pedir permiso
para llevar adelante esta actividad; Música, ferias, pasacalles y
cualquier expresión contracultural, no pueden desarro¬llarse en
coherencia con nuestro discurso si no es de inicio a fin una propuesta
desafiante al orden hegemónico existente.

Individual y colectivamente nos hacemos cargo de nuestras decisiones,
hermanandonxs para mostrar los dientes una vez más a la adversidad y la
indiferencia, ¡Es que aquí nos negamos a olvidar! Por lo mismo nunca
abandonaremos a unx compañerx que caiga en combate. La historia de lucha
de cientxs y cientxs de compañerxs a lo largo de la historia que
sintieron entrar en su corazón la última bala de su último
enfrentamiento resultan ser un llamado urgente e in¬cendiario a
continuar el conflicto abierto y sin tregua contra el Poder y la
Autoridad, nutriéndonos de estas experiencias para continuar alentando
el ataque a las estructuras opresivas, a la imposición de la conducta, a
los asquerosos códigos morales y valóricos que día a día nos inyectan en
nuestrxs cuerpos a través del miedo generalizado.
Porque el enfrentamiento se organiza… Adelante cualquier iniciativa
que propague el conflicto pues indudablemente -hoy- pre¬cisamos de todo:
Libros y publicaciones, actividades contracultu-rales, okupaciones y
espacios de resistencia, acción directa, músi¬ca, propaganda y memoria
combativa. En definitiva el llamado es siempre a seguir buscando los
medios para darle una sostenida y comprometida proyectualidad a la
tensión anárquica, comprendien¬do que la ofensiva multiforme precisa de
todos los elementos que en su conjunto complementen la ruptura profunda
de este cualquier sistema de miseria y dominación.

“En la guerra social tomamos posiciones y por una cuestión de moral no
podemos quedar indiferentes ante la caída en combate de nuestrxs
hermanxs, como también la situación que viven millones de presas y
presos a lo largo y ancho del mundo. Jueces, gendarmes, fiscales y
policías son y serán desde hoy y siempre nuestros enemigos y no
descansaremos hasta aniquilar el ultimo bastión de la sociedad
carcelaria… ¡estamos en guerra!
¡Presos y presas en guerra a la calle!
Mauricio Morales

Fuerza a la memoria que perfora y aniquila el olvido,
manteniendo intacta las ansias de lucha y conflicto.
Aquí y en todo el mundo…Complicidad con nuestrxs
compañerxs en prisión.
La anarquía prevalece en las manos activas de lxs que impulsan el
desorden.
¡Mauricio Morales vive en la revuelta!

Desde Bélgica

Queridxs compañerxs:

Recuerdo cuando Mauricio murió. En esta parte del mundo había compañerxs
luchando contra la cárcel, y el ataque que Mauri¬cio intentó hacer, hizo
eco acá también, por la elección del objetivo. Su muerte fue un golpe
para lxs anarquistas en todos lados del mun¬do.

Recuerdo ese periodo como uno en el cual todo parecía po¬sible. Donde
vivo yo, había numerosas revueltas en las cárceles y en respuesta hubo
varias expresiones de solidaridad como disturbios en las calles y
ataques nocturnos contra el estado y sus estructuras represivas. Se
sentía como un período de confrontación y los movi¬mientos en Grecia y
Chile nos dieron valor a todxs.
La policía tardó un tiempo en entender el fenómeno del anarquismo
insurreccional y cómo pararlo. En Chile estaba el Caso Bombas, en Grecia
hubo detenciones y Alexandros y Lambross fue¬ron asesinados. En mi
contexto lxs compañerxs vivíamos un intenso y perpetrador control, el
cual sofocaba parte del joven movimiento combativo. Todo esto, es parte
de nuestra historia común.

Hoy me parece diferente que ayer. Sin duda, las raíces del sistema no
cambian, pero su forma sí. En Europa nos enfrentamos con una nueva
realidad, los estados del bien estar son cambiados por modelos mucho más
represivos. Estamos en un período de contra revolución de los estados
que han asesinados las revoluciones árabes y lanzan la sombra de la
muerte a todos los países en relación con estas realidades. Sin duda, no
existen « los buenos viejos tiempos », pero solo quiero decir que hoy es
diferente al ayer y es importante entender lo que vivimos.

Los desarrollos tecnológicos hacen que los cambios vayan mucho más
rápido de lo que podemos esperar. Todos estos desa¬rrollos y
aplicaciones van con una velocidad extrema y los efectos pueden cambiar
la realidad de un día para otro. En este mundo de refugiados y guerra,
de programas infraestructurales y aceleración capitalista, de « ciudades
inteligentes » y nanotecnología, de flexibi¬lización sin fin y desastres
climatológicos, tenemos que encontrar la manera de actuar.

Cuando todo esto parece demasiado largo y confuso para lu¬char en
contra, tenemos que discutir y entender por qué necesitamos un plan. Un
plan al que podamos aferrarnos. Un plan que tenga en cuenta las
circunstancias y el contexto en que vivimos. Leer sobre la historia
revolucionaria puede ayudarnos en diferentes aspectos, pero tenemos que
entender que esto forma parte del pasado y que no tiene modelos a
copiar. La sociedad cambió, los medios de con¬trol cambiaron, la
mentalidad de la gente cambio. Y entonces para nosotrxs lxs anarquistas
de todos lados, el reto está en encontrar una manera de actuar que pueda
ayudarnos a ir más lejos hoy, dejar atrás el pasado y buscar cómo
podemos desestabilizar algunos aspectos de este mundo mórbido y
totalitario.

Tenemos la dignidad a nuestro lado, tenemos companerxs a nuestro lado,
tenemos una historia y un futuro. Continuamos man¬teniendo vivo el sueño
y la práctica de la insurrección.
Mis pensamientos van por el Mauri y por todxs ustedes.
Fuerza para todxs los compañeros, abrazos y besos del otro parte del
océano.

(Continuar leyendo…)

Tags: ,

This entry was posted on Tuesday, August 1st, 2017 at 5:14 pm and is filed under Autonomy.