325

México: Critica al ecoturismo en la era del capitalismo verde

De un panfleto repartido en algunos pueblos de México:

Hay que entender que el turismo surge a partir de la industria y el capitalismo, es decir, al turismo le es inherente el modo de producción industrial y capitalista. Hay también que entender que las vacaciones fueron fruto de la lucha obrera, la cual fue prontamente absorbida (mercantilizada) por el sindicalismo charro y el bienestarismo estatal que anularía de tajo los frutos de la revolución social.

Ahora bien, el turismo es una forma de MERCANTILIZAR EL TIEMPO LIBRE, DE PONERLE PRECIO Y POR LO TANTO SUBERTIRLO A LA LÓGICA DEL MERCADO CAPITALISTA. No estamos de acuerdo con, ponerle precio a los ríos, bosques y montañas para visitarlos, ni para ser explotados por la industria turística sea municipal, comunitaria, federal o privada.

Muchas de las comunidades que ejercieron el eco turismo quedan vetadas de sus propios bosques, ríos, montañas, manantiales, etc. Porque ahora la ocupan y disfrutan los turistas que muchas de las veces son de clase acomodada y de piel blanca o blanqueada (Neo colonialismo) donde los mismos lugareños acaban siendo empleados y cosificados por el dinero que gasta el turista en sus territorios.

El eco turismo, sea sustentable o no, aun socializando las ganancias entre iguales, REPRODUCE LAS LOGICAS DEL CAPITAL, es decir, permite que las clases medias se distraigan un par de días de la explotación salarial: las vacaciones de eco turistas son el opio de los pueblos modernos.

Al capitalismo le conviene que el tiempo libre se mercantilice, que se vuelva un producto consumible, para así reproducir la lógica demencial de BURSATILIZAR EL TERRITORIO: El turismo es también antropocentrista, paga dinero por ver eso que llaman naturaleza; se le pone costo a la vida de un ave, árbol o río, en pocas palabras, es llevar el proyecto capitalista al seno de las comunidades que aún no están industrializadas.

En resumen, el turismo (también el turismo comunitario) existe gracias a la explotación capitalista y además de ello le es funcional, ya que reproduce las lógicas mercantiles y asalariadas que le mantienen en pie, dicha explotación industrial y capitalista (que permite la existencia del eco turismo) es la que justo destruye los ecosistemas alrededor del mundo, donde el turismo (de todo tipo) ha sido una de las claves para perpetuar el despojo y destrucción de los territorios y la explotación asalariada del primer y tercer mundo.

A ello se le suma también la exotización de las culturas campesinas e indígenas donde ocurren fenómenos buena onda del ecoturismo alternativo, consiente, comunitario, etc. “La cultura se vuelve también un producto a consumir” El tiempo libre del trabajador ante el turismo y las vacaciones dictadas por la acumulación de dinero (sean o no sustentables) son la máquina de producción de salario y la cosificación de eso que llamamos naturaleza: cosificación que permite dominarla, explotarla, destruirla.

A estas alturas, donde el cambio climático generado por el desarrollo industrial y el Estado están poniendo en riesgo la vida entera no solo de nuestra especie, sino del planeta entero, ya no estamos para el reformismo, ni para maquillajes de las problemáticas socio ambientales, ya no podemos seguir pidiendo apoyos y soluciones al Estado y a las empresas: YA NO PODEMOS SEGUIR APAGANDO INCENDIOS CON GASOLINA.

Por las razones anteriores:

¡No a la mercantilización de eso que llamamos naturaleza! ¡No al eco turismo!
¡Los ríos son seres vivos que deben de seguir su curso!
¡Si a la liberación total de la tierra y el territorio!

Tags: , ,

This entry was posted on Thursday, June 4th, 2020 at 10:31 am and is filed under Eco Struggle.